GOMA-WAKAME

Estamos acostumbrados a oír hablar del GOMASHIO, es verdad que nuestro cuerpo si necesita sal (o, más correcto, cloruro de sodio) para sus procesos metabólicos, pero hay que hacer conciencia que un exceso de sal crea insuficiencias renales, reumatismo, retención de líquidos, caída del cabello e irritaciones en la piel entre otras.

El gomasio no solo sala ligeramente los alimentos aportándoles un rico sabor, sino los enriquece con ácidos grasos no saturados, lecitina, minerales, vitaminas y proteínas. Es la mejor alternativa a la sal común porque contiene muy poca sal (la proporción es de 10 a 20 de sésamo por 1 de sal marina sin refinar), aporta numerosos beneficios, y sobretodo es alcalino y energético.

  • GOMA – Sésamo
  • SHIO  – Sal

Ahora es presento el GOMA – WAKAME.

Para hacer este condimento es interesante tener un utensilio de cocina llamado Suribachi, sus estrías parte las semillas de manera que ayuda a digerir bien las semillas y facilitar la absorción de nutrientes . Un molinillo de cuchillas muele demasiado las semillas y las convierte en polvo, en cambio, las estrías del suribachi rompe las semillas y consigue así “un equilibrio entre digestibilidad y conservación de la energía vital”.

El GOMA – WAKAME sirve para la gente que no puede tomar sal cruda o quiere evitarla, así que utilizamos las algas Wakame, Kombu o Dulse. La Wakame es muy rica en vitaminas B1, B12, A y C.

  • Ayuda a absorver minerales en el cuerpo de forma natural.
  • Alcaliniza la acidez de la sangre y el cansancio
  • Refuerza sistema nervioso y sistema inmunitario
  • Recomendable para madres en proceso de lactancia, embarazo, problemas de anemia y de huesos

INGREDIENTES:

  • Una tira de alga wakame.
  • 5 cucharadas de semillas de sésamo.

PREPARACIÓN:

  1. Poner el alga wakame en una sartén ancha y se tuesta hasta que quede dura y se pueda desmenuzar. Ponerla en el suribachi y remover hasta hacerla polvo.
  2. Tostar el sésamo hasta que la semilla se pueda romper con los dedos. Ponerla en el Suribachi y remover un poco hasta que se abra la semilla de sésamo, no remover con demasiada fuerza para no romper demasiado la semilla.
  3. Juntar una cucharada de alga por 4 cucharadas de semillas de sésamo.
  4. Añadir a los platos 1 cucharada de café, con esta cantidad ya es suficiente.

CIMG1302

CIMG1304

 

 

CIMG1311

Salut! 😉

Anuncios